La señalización vertical. Una asignatura pendiente.

 

Quiero comenzar mi primera publicación, hablando sobre las señales verticales de nuestra red de carreteras, o como muchos las denominan las señales de tráfico. Uno de los temas que está relacionado con nuestros itinerarios asfálticos, pero que mucha gente no los aprecia.

Hace unos días, viendo en las redes sociales, pude ver que publicaban en sus perfiles, que la Comunidad de Madrid se habían gastado bastante dinero, para cambiar las señales verticales, por las que aparece en la imagen publicada a continuación o enseguida. Por su parte lo calificó “de un gasto tonto” llevado por nuestros organismos.

A lo que me hice la siguiente pregunta: “¿es un gasto tonto cambiar las señales de tráfico?” Mi respuesta contundente ante esto: NO.

El cambio de señales no es gasto tonto porque quiera la Comunidad de Madrid y la persona en cuestión decida cambiarlas, sino que se les obliga a cambiar porque lo establece el Reglamento General de Circulación. Podemos verlo dentro de este párrafo:

Retirada, sustitución y alteración de las señales. El titular de la vía o, en su caso, la autoridad encargada de la regulación del tráfico ordenará la inmediata retirada y, en su caso, la sustitución por las que sean adecuadas de las señales antirreglamentariamente instaladas, de las que hayan perdido su objeto y de las que no lo cumplan por causa de su deterioro” (Art 142.1 RGC).

Muchas de nuestras señales de nuestros itinerarios estaban sucias, no tenían los reflectantes pertinentes para que puedan ser visibles por la noche con nuestro haz de luz. Muchas de ellas, tenían más de diez años, se pueden ver señales de los años 70 en nuestras carreteras, colocadas en nuestras cunetas. Es fácil ver de qué año son, ya que detrás de estas aparece el mes (en números romanos, ejemplo: VI, mes de Junio)  y el año (aparece en los últimos dígitos de esta. Ejemplo: 93, corresponde al año 1993)

Estas señales se deben cambiar cada 10 años estipulados y como muy tarde a los 15, así lo publicó hace tiempo la Asociación Española de la Carretera (AEC), pero muchas veces se tolera o más bien se abandona, y el cambio de nuestras señales se eterniza.

Sin el cambio pertinente de estas, implica una mayor inseguridad a la hora de circular de noche, ya que debemos ver bien de noche y orientarnos con mucha antelación, antes de abordar nuestras maniobras. Si no vemos de noche los paneles y señales, podemos tener alcances, por la frenada o por la maniobra de marcha atrás.

Creo que el autor que vi, debería reflexionar sobre la puesta en marcha de este cambio de señalización vertical en nuestras carreteras. Además que muchas de ellas, el cambio no supone un coste adicional para las arcas de la Comunidad, véase los casos de la autopista M-45, y las autovías de la comunidad: M-407 y M-501.

El cambio no tiene un coste adicional, ya que se abona un canon establecido por el número de conductores de esas carreteras. Cosa que se abordará más adelante, dentro de este blog.

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: