Los problemas del estacionamiento regulado.

 

Dentro de este artículo vamos a hablar sobre los aparcamientos regulados en nuestra ciudad o en las diferentes poblaciones, los cuales persisten en  la actualidad. La mayoría de la gente los conocemos como “la O.R.A”, debido a que pagamos según el tiempo que queramos dejar el coche en la calle. En otro lugares o poblaciones, se conocen “la O.T.A”; pero es básicamente el mismo procedimiento.

Muchos de nuestros ayuntamientos tienen problemas con la cantidad de coches que circulan por sus calles y sobre todo, por el numero reducido de espacios donde los usuarios puedan dejar el coche. Estos espacios reservados son para que los usuarios del automóvil dejen su vehículo en los espacios habilitados para ello, no en donde cada uno quiera dejarlo.

Por ello se establece este sistema de regulación del aparcamiento, el cual tenemos un determinado tiempo para estacionar, según el importe que queramos. Es decir, el importe mínimo, en muchos casos son 25 céntimos de euro, esto nos dará para “x” minutos. Si queremos dejar el coche más tiempo, tendremos que pagar más y con ello, tendremos más tiempo de estacionamiento.

Claro está, que dependiendo en que ciudad o población estemos, la relación precio-minutos de estacionamiento, puede variar bastante, por eso es mejor mirar antes, el tipo de tarifas de aparcamiento que existe en la población o ciudad, en la cual estemos.

En las numerosas ciudades donde esta instaurado el sistema, se suelen instalar unas franjas de colores, las cuales son normalmente azul o verde y en algunos casos naranja. Estas franjas de colores nos indican que clase de estacionamiento podemos hacer:

  • La zona verde, suele ser destinada para el aparcamiento para los residentes de la zona, eso no implica que otro usuario no pueda aparcar allí.  La única diferencia, es que los residentes del lugar, pueden dejar libremente el coche en esa zona, ya que suelen pagar mensualmente una tarjeta de residente para que puedan dejar el coche en zonas verdes. Si nos fijamos, estas franjas suelen estar en zonas residenciales.
  • La zona azul es el aparcamiento “libre” para todos los vehículos, digo entrecomillado libre, debido a que es una zona destinada para todos los vehículos. Esta suele tener un tiempo máximo de estacionamiento mayor, aproximadamente 4 horas o más y suele estar en zonas no residenciales, donde el tiempo de estacionamiento no implica problema a los residentes.
  • De igual forma existen aparcamientos de larga estancia, estos sitios tienen a veces la franja de color naranja, los cuales puedes dejar el coche muchas más horas que las anteriores zonas. Suelen destinarse en zonas hospitalarias, zonas de estacionamiento turístico, entre otras zonas.

Recomiendo mirar que sistemas de regulación horaria existen en cada ciudad o población. Normalmente suele venir en la página oficial de los distintos ayuntamientos, aunque puede que en algunas no esté actualizado.

Pero claro, siempre existen ventajas y desventajas acerca de la implantación de este sistema de regulación del estacionamiento.  Una de las ventajas es que este sistema gestiona mucho mejor el trafico, ya que se produce de forma ordenada, la utilización de ese espacio para usarlo de forma correcta, así se evita que muchas de las calles tengan problemas de masificación de coches aparcados.

También es una forma de alejar a las personas a usar el vehículo privado, con el sistema de regulación, muchas personas optan por usar otros medios de transporte alternativos y dejar el automóvil. De igual forma, beneficiar con bonificaciones en el precio, a los vehículos menos contaminantes que hay en la ciudad. Es un plus, para que la gente se conciencie en mejorar nuestro parque automovilístico, por uno más eficiente y ecológico.

Al tener este sistema regularizador, sí que es verdad que a los organismos les sale rentable establecer este tipo de lugares, ya que el aparcamiento es un sistema económico que es bastante rentable y muy usado por la mayoría de los ciudadanos de las poblaciones y ciudades.

Además de dar empleo a varias personas, ya que este sistema ha de estar controlado para que se cumpla lo establecido, es decir: que no haya coches mal aparcados en doble fila; que la hora de estacionamiento y matricula, sea la correcta, etc.

Claro está que existe mucha gente en contra de ello. Muchas personas opinan que ya existen numerosos impuestos, véase el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Impuestos de Matriculación, los Impuestos sobre los Hidrocarburos. Todos ellos son pagados por los conductores, los cuales creen que con estos impuestos, todos los vehículos pueden aparcar libremente por las calles, además de otros impuestos municipales como el del Vado.

También se expone que los comerciantes, siempre han ganado con estas medidas. Conozco el caso de un municipio de Madrid, el cual no están contento por la imposición de algunas medidas de servicio de regulación del aparcamiento, claro está, por su elevado coste, en comparación con el tiempo de estacionamiento que se desea.

En la actualidad, muchas personas no pueden hacer frente a los diversos pagos del estacionamiento de su vehículo y muchos comercios no quieren esto, debido a que si se establece este sistema, muchas personas preferirán ir a otros lugares, donde el aparcamiento sea gratuito.

  • Otras soluciones al problema.

En otros municipios, se ha visto que aun con obras de remodelación de sus calles, el espacio destinado para el aparcamiento, sigue siendo pequeño. Por se piensa que la solución a este problema, es la construcción de aparcamiento subterráneos dentro de nuestras calles o en plazas.

Hay gente que se opone diciendo “la plaza se va a estropear, dejadlas como esta” o “es una chorrada, pero quiero más aparcamiento”. Ambas frases pueden tener sus razones, pero en espacios donde las calles son estrechas, aumentar el aparcamiento es difícil, viendo como quedaría el espacio, se hace complicado el paso de los transeúntes con diversos medios de transporte (véase los carros o carretillas de transporte de objetos o de personas).

En cuestión de estropear una plaza, no tiene que ser de esa forma. Siempre se puede intentar mantener el mismo diseño o mejorar ese espacio y que ambas partes convivan fácilmente. Los peatones tienen su espacio de recreo o de esparcimiento y las familias de las viviendas aledañas, tiene su lugar de estacionamiento.

No es raro ver que en distintas plazas, existen aparcamientos de residentes y de rotación, con lo cual, personas que vivan en esos lugares, tienen su espacio para ello. Un ejemplo lo tenemos en la Plaza Mayor de Madrid, donde en un mismo espacio, conviven varias zonas destinadas a aparcamiento.

Otros me dirán “que es un desastre esta idea, que no se ganan espacios verdes”. Hasta hace no mucho, establecía esta misma idea, pero en la actualidad he podido comprobar que si se puede combinar zonas verdes, con zonas de aparcamiento, en las distintas plazas que hay.

Uno de los ejemplos que puedo tomar es la Plaza de Santo Domingo, donde en la parte de arriba hay árboles y otras especies, en el recinto, pero debajo hay un aparcamiento para residentes, de varias plantas. Otro de los ejemplos tenemos, es la Plaza de Felipe II, en ella, se establecieron unos espacios destinados para la plantación de árboles y arbustos, dentro del recinto. Esto se planteo después de la finalización de la plaza. Debajo de esta planta, se encuentra un aparcamiento de 2 plantas, cuyas dimensiones, recorre gran parte de la plaza y parte de la Calle Goya y Narváez.

Plaza en la actualidad de la Plaza de Santo Domingo. Fuente: madrid.es

  • Conclusión.

Claro está que todas las medidas, suelen repercutir en todas las personas. Posiblemente con la medida de implantación de estos servicios regulados, la gente pueda dejar el coche en muchos de los puntos de una ciudad, por menor coste que si lo dejase en un aparcamiento subterráneo de muchas ciudades, donde el precio del minuto suele ser más caro, además de pagar cuando entras dentro de él, no cuando dejas el coche, ventaja que ganan.

También ganan muchos de los residentes, donde ven que el precio mensual de aparcar en la calle, no es igual que si se tuviese que buscar un garaje de propiedad particular o municipal, donde el coste de aparcar, suele variar en que zona este situado, pero el precio de dejarlo resguardado, es de mayor cantidad.

Personalmente, me gusta este sistema cuando vas a otros lugares debido a que muchas veces puedes dejarlo en sitios mucho más céntricos y cercanos a tu lugar de destino. No es raro, la vez que en lugares donde no está implantado esto, se tenga que ir uno a otros barrios mucho más alejados o donde la densidad de coches sea menor.

Todo esto, se tiene que hacer pensando en precios que todas las personas puedan pagar, no se pueden poner precios abusivos, lo primero que nadie te aparcará en esa zona y quedará eso desierto, con lo cual el plan de aparcamiento propuesto, no saldrá adelante, debido a que o la mayoría de la gente opte por otros sistemas de transporte o busquen otras zonas donde no haya que pagar.

Por otra parte, en muchas páginas se podrá ver “que se jorobe la gente y que pague, yo como tengo otro medio de transporte; eso a mí no me va.” Creo que también tiene razón, pero creo que es un problema que todo el mundo debe abordar; debido a que es una población común a todos.

Claro está, que sus medios de transporte alternativos, depende mucho del tráfico en superficie, porque si pones zonas de O.R.A. puede que los transportes públicos se llenen demasiado; poner más trenes o tranvías, no soluciona nada, es mas incluso es más perjudicial. Las líneas tienen un máximo de trenes que puedan circular, si se sobrepasa eso, se crea un atasco dentro.

También pasa esto con los autobuses, si hay más coches, mas se ralentiza la velocidad media del transporte terrestre. Haya o no carril bus, el autobús si existe alguna retención, tarde o temprano se quedará inmerso en ella.

No cuentan en que mucha gente no puede moverse en bicicleta, hay gente que tiene fobia o se marea en los autobuses o trenes, mientras en sus coches no les ocurre ninguna de estas patologías. La idea de “nos acostumbramos al automóvil para todo”, es del todo cierta, no en su totalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: