Los pasos a nivel ferroviarios. Una estampa del pasado en nuestras calles.

Imagen de un paso a nivel. Fotografía extraída del Archivo de Arganda.

Hace tiempo que las vías férreas dejaron de verse por las almendras centrales de las grandes ciudades. Muchas de estas vías conectaban con las principales estaciones, las cuales a pesar de que muchas de ellas se encontrasen alejadas, hoy se integran en el urbanismo de la ciudad. Pero dentro de la configuración de vías férreas y calles se establecía un binomio natural: los pasos a nivel ferroviarios.

Si establecemos una lectura sobre lo que es un paso a nivel ferroviario, se establece como un cruce al mismo nivel entre una vía férrea y una carretera o camino. En este punto, se produce una prioridad de los servicios ferroviarios frente a los vehículos, personas o animales; debido por la alta velocidad que llevan y por la peligrosidad que existe en la colisión entre tren y vehículo.

Los primeros pasos a niveles ferroviarios eran manuales y con personal incluido para su correcto funcionamiento. Digo que eran manuales, debido a que se establecía la colocación de una cadena con pequeñas esferas rojas que colgaban sobre esta, la cual indicaba el cierre momentáneo del paso de vehículos y personas. Esta cadena la tenía que operar un personal cualificado propio de la empresa, cuyo oficio se estableció bajo el nombre de guardabarreras.

Es interesante destacar la labor que hicieron los guardabarreras y que su oficio ha dejado de existir por los avances en materia ferroviaria. Los guardabarreras normalmente se situaban a pie de vía, donde disponían de viviendas o bien se trasladaban a pequeñas casetas de vigía, donde hacían sus labores.

Paso a nivel en la localidad de Getafe. (Fechado en 1975) Referencia 5015593. Fotografía extraída del ABC

Este personal cuando tenía constancia del paso de un tren por la vía o bien observaban que un tren iba a efectuar su paso por su paso a nivel, accionaba o establecían la puesta de una barrera física que impidiese la circulación.  Los instrumentos que muchos de ellos tenían consistían en un banderín de color rojo – propio para indicar el paso o detención del tren en caso de existencia de obstáculo – y un farol de gas, y posteriormente eléctrico, para mostrar al maquinista en la nocturnidad, el estado de dicho paso a nivel.  Posteriormente, las comunicaciones entre personal de barreras y de estaciones u dirección, se establecía mediante un sistema centralizado de comunicación telefónica. Este sistema permitió una mejora en la seguridad de la circulación de vehículos y de los trenes.

Entrando dentro del paso a nivel, la tecnología y los avances en seguridad; fueron poco a poco viéndose en las principales calles y carreteras de nuestra geografía. La época de desarrollismo de los años 60 y con el aumento del parque móvil, la peligrosidad de los pasos a nivel fue palpable. La imprudencia de muchos viandantes y conductores, y un sistema de guardabarreras, los cuales tenían que estar pendientes del estado de la circulación; hacía que el número de accidentes de vehículos y trenes, aumentase considerablemente.

Imagen del paso a nivel de Vallecas (fechado en 11 – 1975) Referencia 4272438. Fotografía extraída del ABC

Después de la supresión de las cadenas como medio de cierre de las calzadas, en muchos puntos se instalaron barreras mecánicas – cuya característica principal era de hierro y con un diseño de un color negro con bandas blancas – las cuales se accionaba por parte del personal. En principio, dichas barreras se establecían mediante el accionamiento de una manivela situada al pie del paso a nivel.

Con los avances de seguridad, el accionamiento de las barreras se controlaba mediante un enclavamiento de llaves, para garantizar la seguridad de que esas barreras móviles no se moviesen y se garantizase el accionamiento. El sistema es muy parecido al que se usaban en los enclavamientos de las estaciones para el cambio de agujas.  Dichas transmisiones, se establecían mediante teléfono central e informando del estado del trafico en todo momento, tanto en estaciones como en los pequeños pasos a nivel adyacentes. Posteriormente, se instalaran sistemas de registro de los distintos movimientos efectuados en estas pequeñas garitas o en sus instalaciones.

Imagen ferroviaria de Getafe (fechado en 1975) Referencia 5015589 Fotografía extraída del ABC

A pesar de estos avances, la inseguridad seguía existiendo en nuestras carreteras y en el ferrocarril. Muchas poblaciones con trazado ferroviario veían con inseguridad el paso del tren por las zonas céntricas. Los pasos a nivel en dichas ciudades o poblaciones, muchos de ellos anticuados, se veían como una barrera la cual no se podía flaquear. Desde la Dirección de Infraestructuras de Renfe y el Ministerio de Fomento (antes Obras Públicas), elaboraba un plan de acondicionamiento de muchos pasos a nivel, donde dos ideas se establecieron: poner sistemas automáticos donde se requería o bien salvar esos pasos a nivel.

Por ello, se establece con posterioridad el sistema mecánico y automático de accionamiento de las barreras en aquellos puntos con gran tráfico de trenes. Este mecanismo de palanca en el tramo ferroviario, permite que las barreras se bajen o se eleven, dependiendo de la posición del tren.  Un sistema que en la actualidad se sigue usando en muchos cruces ferroviarios al mismo nivel. En este punto, se establece el aviso acústico informatizado cuando se establece el paso del ferrocarril y como aviso del peligro.

Otras de las soluciones que más se utilizó fue la supresión de los pasos a niveles en las zonas más conflictivas. Los pasos elevados o las soterraciones del tendido ferroviario fueron constantes en muchas ciudades y en pequeñas poblaciones, debido a las alegaciones de peligrosidad y de ruido constante del tráfico ferroviario. Muchas de las estampas de trenes paseando por las viviendas, quedan atrás, en post del trasiego de los vehículos y de nuevas zonas adaptadas a una calidad de vida aceptable.

Opinión del autor.

Los pasos a nivel ferroviarios son peligrosos, un cruce al mismo nivel siempre encubre bastantes peligros. Con esto no estoy estableciendo que los pasos a nivel ferroviarios han de ser eliminados en todo su conjunto, sino que debemos tener bastante cautela cuando nos acerquemos o crucemos un paso a nivel con barreras, semibarreras o únicamente aviso acústico.

Muchas de las imágenes del pasado evocan a esa preeminencia del ferrocarril frente a los sistemas de transportes; los cuales han cambiado por un sistema más fluido de ambos transportes y de eliminación de barreras. Es importante recordar la labor de los guardabarreras, los cuales han estado protegiendo muchos pasos a nivel desde que el ferrocarril se encontró con el problema del automóvil en sus cruces. Un problema que poco a poco se va resolviendo en la infraestructura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: