Análisis del autor: el nuevo plan del Ministerio de Fomento para Cercanías Madrid. Parte I

El pasado jueves, 5 de abril, el Ministerio de Fomento presentó ante los medios el nuevo plan de Cercanías Madrid en base a la resolución de los problemas que la red ministerial tiene en la Comunidad de Madrid. Los puntos de acción son múltiples, desde la mejora de la accesibilidad, inversiones en vía, mantenimiento de las instalaciones e infraestructura, entre otras pequeñas actuaciones que intentan mejorar el servicio de transporte ferroviario de la Comunidad.

Este nuevo plan de infraestructuras para la Comunidad de Madrid tiene una previsión de largo alcance, siendo el periodo de actuación desde este año hasta el 2025, adquiriendo este plan un horizonte de transporte establecido para el 2030.  Es por ello, que para mejorar la lectura de este articulo, he optado por establecer una serie de divisiones en base al objeto de mejoras en la red matritense.

La infraestructura de la red de Cercanías Madrid. Una visión actual.

Mapa de la actual red de Cercanías-Madrid. Imagen del Ministerio de Fomento.

La red de Cercanías Madrid es bastante diversa en cuanto a la infraestructura se refiere, debido a que la red se compone principalmente de vías dobles (el 82% de toda la red) y principalmente es de ancho ibérico (1.668 mm y corresponde al 93% de la red). Pero aunque la red sea casi uniforme, no supone que sea igual en su mantenimiento. La red madrileña presenta un grado de envejecimiento de 10 a 20 años (51% de la red), ocasionando problemas a la hora de las circulaciones y de los gastos de mantenimiento. Sin embargo, las zonas con mayor antigüedad son en zonas de gran tráfico de viajeros. Estos puntos son Principio Pío- Pinar de Las Rozas; Fuencarral – Tres Cantos; Getafe Industrial – Pinto y Hortaleza – Vicálvaro (Mercancías/Clasificación).

La red de Cercanías Madrid posee distintos bloqueos instalados a lo largo de sus líneas. El bloqueo es el sistema que permite que existan los cantones en la infraestructura (separación mínima de seguridad regulada por señales luminosas). Dentro de los bloqueos existentes, la red madrileña posee los siguientes: Bloqueo Automático Banalizado (BAB) equipado en un 65% de la red, Bloqueo de Control Automático (BCA) equipado en un 13%; Bloqueo Automático en Vía Doble (BAD) equipado en un 12%; Bloqueo Automático en Vía Única (BAU) equipado en un 6%.  Del mismo modo, todas las líneas están protegidas bajo el sistema de seguridad puntual ASFA, pero comparte sistema con el ERMTS Nivel 1 en la línea C-4 (Parla-Alcobendas/San Sebastián de los Reyes-Colmenar Viejo) y del dispositivo LZB en la línea C-5 (Móstoles-El Soto – Fuenlabrada-Humanes de Madrid). A todo ello, la velocidad media de la red se sitúa entre los 100-150 km/h, suponiendo el 53% de la red. Una velocidad adecuada para las líneas de cercanías, sabiendo que la velocidad de los trenes del parque ferroviario, normalmente tienen su velocidades máximas comprendidas entre ese intervalo.

De igual forma, la red con más tráfico de la Comunidad se sigue centrando en el centro de la red.  El Eje Atocha-Chamartín (por Recoletos) soporta las mayores circulaciones registrándose 3.365 circulaciones semanales (98% de Cercanías). Le sigue el Eje Atocha-Chamartín (por Sol), registrando 2.713 circulaciones semanales (93% de Cercanías). Otro de los puntos con más tráfico, es el tramo Madrid-Atocha y Bifurcación Planetario, con 2.794 circulaciones semanales (88% de Cercanías). Por último, el tramo Vallecas-Vicálvaro, con 2.002 circulaciones (84% de Cercanías).

Los resultados ofrecidos por ADIF sobre las distintas incidencias en la red de Cercanías ascendieron a 5.998 incidencias. En este punto el administrador establece que el 40% de las incidencias fueron imputables a la infraestructura, un 40% al operador (Renfe Cercanías Madrid) y el resto se debieron a causas ajenas al sistema: meteorológicas, entradas de personas en la vía, actos vandálicos, etc. Este año 2017 ha registrado un 8.5% más de incidencias en la red ferroviaria. Un claro indicio de que en cercanías Madrid existe un problema importante.

Dentro de estos problemas destacan los problemas originados en las instalaciones de control y gestión del tráfico motivando un 76,9% de las incidencias, produciéndose gran parte de ellas en estaciones. Los principales fallos están en las ocupaciones falsas de vías de tren o los problemas en los aparatos de vía. Le siguen los problemas encontrados en las vías con un 10,4% de las averías ocasionadas, principalmente por la rotura de carriles. Los fallos en las telecomunicaciones, relacionadas con las instalaciones de control y gestión del tráfico, causaron el 6,7% de las incidencias.  Por último, los problemas en la electrificación supusieron solamente un 3,4% de las incidencias del 2017, destacando las averías en los tramos entre Madrid Atocha  – Guadalajara y Villaverde Bajo – Aranjuez.

Aunque uno de los principales problemas es la capacidad de algunos de sus tramos. En la actualidad, los tramos que presentan un grado alto de saturación. El primero como hemos comentado antes es el túnel Madrid-Atocha – Madrid-Chamartín (por Recoletos), con una saturación en torno al 90% en unas franjas determinadas. Le sigue el túnel Madrid-Atocha – Madrid-Chamartín (por Sol) con una saturación al 70% en algunos momentos. Prosigue el tramo Madrid-Atocha – Bifurcación Planetario con una saturación que el anterior, en determinadas franjas horarias. Por último, el tramo comprendido entre Madrid-Chamartín – Pinar de Las Rozas – Villalba de Guadarrama presenta un grado de saturación en torno al 70% en determinadas  franjas horarias.

 

Las actuaciones previstas en la infraestructura. Un ataque a múltiples fallos y averías de la red.

Como vemos, muchas de las partes de la infraestructura ferroviaria presentan numerosos problemas de averías continuas y de problemas en la congestión de la red. Uno de los muchos problemas para que muchos usuarios tenemos cada vez que utilizamos este servicio. Es por ello, que el plan de Cercanías Madrid ha establecido el siguiente paquete de inversiones.

La inversión estimada para el desarrollo de las actuaciones propuestas en este eje ha sido valorada por un importe de 432,5 M€ para el periodo 2018-2025 (incluyendo IVA). El 36% corresponde a inversión a corto plazo (2018-2019), el 49% a medio plazo (2020-2022) y el 15% restante corresponde a inversión a largo plazo (2023-2025). Todo ello, se dividirá en los siguientes apartados.

 

  • Instalaciones de control y gestión del tráfico.
Mapa de las actuaciones en las instalaciones de control y gestión del trafico. Imagen del Ministerio de Fomento.

Con una aportación de 130 millones de euros, en este apartado se incluye la puesta en marcha de un proyecto piloto para la conexión de circuitos de vía a una red IoT (Internet of Things), cuyo beneficio será el control en todo momento de los circuitos de vía y ayudará a reducir las incidencias.  De igual forma se Sustitución de enclavamientos eléctricos por electrónicos para minimizar las incidencias en los mismos, actuándose en Móstoles-El Soto, Móstoles, San José de Valderas, Cuatro Vientos, Aluche, Laguna, Embajadores, Leganés, Pozuelo, Recoletos, Nuevos Ministerios, Delicias, Príncipe Pío, Nudo Pinar, Pinar de Las Rozas, Las Matas, Torrelodones, Villalba de Guadarrama, Alpedrete, Los Molinos, Cercedilla, Vallecas, Vicálvaro, Coslada, San Fernando de Henares, Alcalá de Henares, Meco, Azuqueca, Azuqueca-Puerto Seco y Guadalajara.

La línea C-3 recibirá mejoras en cuanto al bloqueo de la red. El tramo de San Cristóbal de los Ángeles a Aranjuez equipa, en la actualidad, Bloqueo Automático en Vía Doble (BAD), siendo un sistema que permite la circulación en las dos vía y en una sola dirección. Con estas inversiones a disponer de un Bloqueo Automático Banalizado (BAB) permitiendo la circulación de los trenes en ambas vías y en ambas direcciones, teniendo la línea señalización para ambos sentidos. De igual modo, el tramo Aranjuez – Madrid-Chamartín – Villalba de Guadarrama se implantará del sistema ERMTS y GSM-R.

Otras mejoras que redundan en la fiabilidad y seguridad de la explotación, serán las mejoras en instalaciones de seguridad de las estaciones de Embajadores, Laguna, Aluche y Cuatro Vientos, y la sustitución de mesas de mando y tableros gráficos por un puesto local de operador en las estaciones de Vallecas Industrial, Getafe Industrial y Santa Catalina.

  • Vía.

La aportación de 130.8 millones de euros permitirá establecer una serie de renovaciones en los tramos Madrid-Chamartín – El Tejar, Fuencarral – Tres Cantos, Príncipe Pío – Delicias y Atocha – Bifurcación Planetario. Se incluyen la sustitución de carril y traviesas en los trayectos entre la salida de la estación de Chamartín y Bifurcación de Fuencarral; y entre la estación de Atocha y Madrid Santa Catalina; y de traviesas en las líneas C-3 y C-4. Por último, existirán modificaciones  y sustitución de escapes y aparatos de vía en Pinto, Móstoles-El Soto y Pinto.

  • Vía y electrificación.Mapa de las actuaciones en las instalaciones de vía y electrificación. Imagen del Ministerio de Fomento.

En esta categoría se incluyen actuaciones por 124.3 millones de euros para renovar los subsistemas vía y catenaria. Se establece la gran obra de renovación del túnel ferroviario Madrid-Atocha – Recoletos – Madrid-Chamartín, incluyendo la puesta de vía en placa, renovación de desvíos en estaciones y cabeceras asociadas, adecuación de la rasante para mejora de gálibos y sustitución de la catenaria flexible actual por catenaria rígida. En este plan también se incluye la renovación de vía y de catenaria aérea el tramo Príncipe Pío – Pinar de las Rozas.

  • Electrificación.

El presupuesto destinado para la catenaria y otras instalaciones de distribución de energía contarán de 26.3 millones de euros. Una de sus actuaciones son las rehabilitaciones de catenaria con sustitución de hilo en el trayecto entre Atocha y Guadalajara y en la estación de Aranjuez. La línea C-3 será objeto también de modificaciones con la sustitución de cable sustentador en el tramo Villaverde Bajo-Aranjuez y la mejora de la fiabilidad de la línea aérea de contacto con sustitución de pórticos funiculares entre Getafe y Aranjuez.

Además, se trabajará en la mejora del contacto pantógrafo-catenaria para evitar el desgate del hilo de contacto y de las incidencias del servicio. Se presenta como solución establecer una banda de grafito en los pantógrafos de los trenes. Una red de telemando de la situación de la catenaria permitirá optimizar los tiempos de mantenimiento. Al igual, se instalará una nueva subestación en la estación de Vallecas y se mejorará las existentes en el tramo Príncipe Pío  – Madrid-Atocha.

La aportación a este apartado corresponde a la cantidad más pequeña de este plan, contando con una dedicación de 9.66 millones de euros. Se actuará en este apartado en un plan de rehabilitación de trincheras, evitando así los corrimientos de tierra que se producen. A su vez, se renovarán las losas del túnel urbano de Getafe (C-4) y de la estación de Orcasitas (C-5).

  • Otros elementos.

Para finalizar este apartado de actuaciones de la red de Cercanías Madrid. Una parte dedicada de 11.4 millones de euros para ejecutar pequeñas obras en la red, tales como mejora de los cerramientos perimetrales de la vía, pantallas de ruido, sustitución de las canaletas de las estaciones de Cuatro Vientos y Móstoles, o una de las cosas importantes como la supresión de las limitaciones de velocidad existentes y que a día de hoy no se han eliminado.

Actuaciones en determinadas partes de la infraestructura de la red ferroviaria de Madrid.

El plan elaborado por el Ministerio de Fomento ha establecido varios focos importantes en la infraestructura. Estos puntos enfocados presentan problemas a la hora de los temas de capacidad y que por su singularidad se ha establecido en un apartado distinto, explicando con mayor detalle dichas obras y planes de futuro para muchas de las líneas de Cercanías Madrid y sus viajeros. Ante esta división, procedemos a realizar su división y descripción de estas obras.

  • Renovación de vía y electrificación del túnel del tramo Madrid-Atocha – Recoletos – Madrid-Chamartín.

Es uno de los puntos débiles de la red de Cercanías Madrid por su singularidad y por su taponamiento continuo en las cabeceras de las estaciones más importantes de la ciudad de Madrid, afectando a usuarios, y al control y horario de los trenes.  Este túnel soporta las circulaciones de las líneas C-1, C-2, C-7, C-8 y C-10 de Cercanías Madrid; además que sirve como alternativa a muchos servicios de Media-Larga Distancia y desviados por afección del otro túnel por el apeadero de Sol.  La velocidad máxima actualmente en el túnel es de 75 km/h en el tramo comprendido entre las estaciones de Madrid-Chamartín y Nuevos Ministerios, 60 km/h en el tramo comprendido entre Nuevos Ministerios y Recoletos; y nuevamente alcanza los 70 km/h en el tramo entre Recoletos y Atocha Cercanías. Puntualmente, la velocidad se reduce hasta los 30 km/h en la entrada de la estación de Madrid-Atocha.

Este túnel posee como característica tener una capa de balasto de 50 centímetros con traviesas de madera en todo el túnel, excepto en Nuevos Ministerios que posee ese tramo vía en placa. El cantón establecido en todo el túnel posee una distancia de 1.200 metros, para garantizar la seguridad y que se consigan dichas velocidades. La catenaria es aérea, pero sin elementos de tensión mecánica debido a la falta de espacio. Esto hace que la catenaria sea propensa a establecer enganchones entre el pantógrafo y el hilo de contacto.

Para el verano de 2019, el Ministerio de Fomento tiene pensado acometer obras de actualización de este tramo del túnel para instalar las mejoras necesarias y evitar de esta forma el gran alto índice de averías que se producen en este pequeño tramo. Una de las actuaciones es la puesta de vía en placa en todo el tramo, renovación de los desvíos cercanos a la estación de Madrid-Atocha, instalación de la catenaria área rígida y una mejora de los gálibos en el túnel, al establecer la vía en placa en la infraestructura.

Actuaciones llevadas para el Túnel de Madrid-Chamartín – Madrid-Atocha por Recoletos. Imagen del Ministerio de Fomento
  • Remodelación de vías y andenes de la estación de Madrid-Chamartín.

La estación de Madrid-Chamartín presenta problemas en ambas entradas a esta estación de pasajeros. A pesar de sus 13 líneas destinadas para el tráfico de trenes de ancho ibérico (ancho mayoritario de Cercanías Madrid y de la red de ADIF), las entradas ofrecidas por el lado sur (con los túneles de Recoletos y de Sol) y por el lado norte (líneas de Madrid-Hendaya (dirección Ramón y Cajal), de Madrid-Burgos (dirección Fuencarral), con los Enlaces de Madrid (dirección Fuente de la Mora) y los trenes con destino Fuencarral Talleres) poseen grandes problemas de cambios de vías – los cuales circulan a unos 30 km/h –, de espera de trenes en los alrededores de la estación y en el interior de esta; haciendo que todos ellos tengan problemas con su llegada y partida desde Madrid-Chamartín, y ocupen gran parte de su tiempo los andenes.

Con el nuevo plan de esta estación se establece una reconfiguración de los servicios de Cercanías Madrid permitiendo una variabilidad de destinos desde las cabeceras norte y sur, haciendo más fácil el transito. Asimismo, se pretende aumentar la velocidad de los trenes al no tener que cambiar de tantas vías, aumentar la capacidad y fiabilidad de la estación de Madrid-Chamartín ya que los trenes no tendrán que ocupar tanto tiempo dicha estación, destinándose ciertas vías para ciertos tráficos y gestionar mejor las incidencias que se originen tanto en esta estación, como en sus alrededores.

Dentro de estas remodelaciones, se mejorará el vestíbulo inferior de la estación de Madrid-Chamartín, el cual presenta una saturación de sus instalaciones y se le dotará de los cambios que sean necesarios para garantizar una mejor accesibilidad al interior del Metro de Madrid. Muchas de estas actuaciones coincidirán con el cierre del túnel de Recoletos, evitando problemas en el transporte matritense.

Pequeño resumen de las actuaciones que se llevarán a cabo en Madrid-Chamartín. Imagen del Ministerio de Fomento
  • Reconfiguración de vías y andenes de la estación de Madrid-Atocha.

La estación de Cercanías de Madrid-Atocha presenta en estos momentos una configuración que no beneficia a los trenes que deseen, o vengan, por el túnel de Madrid-Chamartín a Madrid-Atocha por Sol. Esto es debido a que las vías que actualmente son dedicadas a este túnel (vías 5, 6 y 7) en muchos casos están ocupadas por trenes de Media/Larga Distancia o de Cercanías Madrid, haciendo un taponamiento de los servicios ferroviarios.

El esquema que se plantea para esta estación es modificar los andenes de las vías 9 y 10 para que sean utilizadas por los trenes que circulan por la C-5; y dejar libre la vía 8 para que los trenes procedentes del túnel por Sol puedan estacionar en esta vía, aumentando la capacidad de la estación cuando sea necesario. A partir de que se establezca este plan, la vía 8 será una vía que puedan utilizar tanto los trenes que circulen por la C-5 como los que circulen por el túnel de Sol. Se ha pensado en los planes establecidos, rehacer una vía de maniobras por si fuese necesario partiendo de la vía 10 hacia el sur.

Pequeño resumen de las actuaciones que se llevarán a cabo en Madrid-Atocha. Imagen del Ministerio de Fomento

Las actuaciones en la línea C-9 (Cercedilla – Cotos). La línea especial de Renfe Cercanías Madrid

Debido a la singularidad de la C-9 en la red de Renfe Cercanías Madrid, he querido establecer un apartado a las mejoras existentes que se van a desarrollar en esta pequeña línea de transporte, la cual muchos usuarios le tienen aprecio o lo han usado para sus intereses turísticos.

Esta línea de transporte está incluida dentro de las líneas de vía única (11% de la red), pero de este porcentaje un 5% pertenece a esta línea, ya que esta línea tiene la particularidad de ser de ancho métrico. Esta línea de transporte tiene electrificación distinta a 1.500 Vcc. frente a los 3.000 Vcc que se utiliza en las demás líneas. En la actualidad, esta línea dispone de Bloqueo Telefónico (BT), sistema que cuya petición y concesión de vía entre dos estaciones colaterales se realiza a través de telefonemas. Su velocidad es inferior al de las otras líneas, siendo inferior de 50 km/h, debido a los problemas orográficos que esta línea sufre. Una línea que es la más pequeña de la Comunidad de Madrid con 18.2 km de longitud y 10 circulaciones diarias.

Con el nuevo plan de Cercanías Madrid, la C-9 verá suprimido el Bloqueo Telefónico (BT) en la línea Cotos-Cercedilla e instalación de instalaciones de seguridad ASFA y tren tierra.  Se rehabilitará la vía entre Cercedilla y Cotos.

Conclusiones del autor a esta parte.

La parte de la infraestructura es vital para la circulación de los trenes y servicios de Cercanías Madrid. Gran parte de sus averías son problemáticas para el servicio, el cual muchas veces no cumple con los márgenes de horarios y frecuencias de muchas de sus líneas. Para establecer una garantía de esa circulación, el plan de Cercanías Madrid debe incidir en la mejora de esta parte vital.

Gran parte de esta mejora se centra en muchas de sus líneas de transporte, pero quizás es necesario también establecer una mejora en todas las líneas de Cercanías Madrid. Existen muchas líneas olvidadas dentro de las modificaciones que vendrían bastante bien, tal es el caso del triangulo entre Cercedilla-Villalba de Guarrama-El Escorial/Santa María de la Alameda. Aunque en ese tramo no exista grandes inversiones, existen sus tráficos de Cercanías y de Mercancías/Media Distancia, los cuales también mueven sus pasajeros  que podrían beneficiarse de muchas mejoras, como los casos de circuitos de vía, sustitución de bloqueos de la línea o renovación de la catenaria evitando que la fricción sea inferior a la existente.

A parte de estas partes, creo que muchas mejoras son adecuadas en cuanto a la infraestructura se refiere. La idea de mejora de los bloqueos de la C-3 es una de las ayudas que el tráfico se refiere, aunque si bien, una vía para la circulación de trenes en esta zona sería de ayuda al transporte de viajeros y mercancías, permitiendo utilizar esta nueva vía como pasante y para situaciones de adelantamiento que lo deseen.

Las obras destinadas a las mejoras de las estaciones de Madrid-Chamartín, Madrid-Atocha y el túnel que une ambas por la estación de Recoletos, serán una de las obras de mayor urgencia para la capital. La saturación es muy alta en todos estos tramos mencionados y las obras de infraestructura para aumentar la capacidad y el ahorro del tiempo de los viajes, son uno de los grandes beneficios que todos los que usamos Cercanías Madrid notaremos. Quizás la obra que más destaque es el cierre del túnel de Recoletos, el cual tiene problemas de obsolescencia en todos sus tramos y estaciones, haciendo que estas obras sean para la mejora de nuestra red. Del mismo modo, se pueden crear con estas modificaciones de las estaciones principales, nuevos tráficos ferroviarios que permitan una mayor movilidad de los usuarios y que los tráficos de Cercanías Madrid se repartan en base a los usos y destinos que tengan, el caso son el caso de servicios transversales nuevos como Aranjuez-Aeropuerto T4 o Humanes-Pitis.

En el siguiente articulo, detallaremos y daremos cuenta de las novedades y planes para estaciones, material móvil y aparcamientos de Cercanías Madrid. Igualmente, haremos una valoración de las previsiones que Fomento tiene para la red ferroviaria matritense.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: