Los cambios del Ayuntamiento de Madrid en el paseo de Extremadura.

Imagen de las autoridades del ayuntamiento de Madrid en la presentación del nuevo plan. Fotografía extraída del Ayuntamiento de Madrid. 

El Ayuntamiento de Madrid presentó el proyecto de cambiar la fisionomía del paseo de Extremadura en la prolongación de la Autovía del Suroeste (A-5). La actual infraestructura presenta unas características totalmente distintas de una vía urbana, siendo el espacio en el que está inmersa. Es por ello, que el consistorio desea establecer un mayor espacio al peatón y con ello, reducir el tráfico que soporta este acceso a la capital.

El actual paseo de Extremadura dispone de unas características totalmente distintas a las que un eje viario urbano ha de disponer. En la actualidad, el espacio para el peatón es demasiado pequeño, haciendo que muchas de las viviendas dispongan de una cercanía con la autovía de acceso a Madrid. El intenso ruido y los altos niveles de contaminación hacen que sea una de las actuaciones de importancia para el ayuntamiento de la ciudad. Asimismo, los vecinos de este paseo disponen de grandes problemas de conexión entre ambos lados. Aunque el paseo dispone de pasos a distinto nivel, estos resultan bastante ineficientes para los vecinos y peatones que utilizan este gran eje de Madrid.

Los planes iniciales constan de realizar pequeñas actuaciones que vayan facilitando la integración urbana de este acceso de Madrid. Obras que intentan ser de menor coste y evitar la idea de que la construcción de un paso inferior no es la solución única para canalizar mejor el tráfico y evitar todos los problemas de este paseo. Estas actuaciones serán establecidas en distintas fases, permitiendo el cambio progresivo del paseo de Extremadura.

Una de las primeras acciones previstas es la reducción de la velocidad en todo el tramo municipal a 70 kilómetros/hora, siendo una velocidad idónea para permitir el aumento de capacidad de la vía y reducir los índices de contaminantes. Con la reducción de la velocidad, el nuevo paseo dispondrá de un nuevo carril Bus-VAO que permita al servicio de transporte público obtener mejores tiempos en su recorrido y premiar a los usuarios que compartan su vehículo privado. El carril bus estará dispuesto a lo largo de todo el paseo de Extremadura, mientras que la opción de alta ocupación será desde la avenida de los Poblados hasta el túnel de la autopista de circunvalación M-30.

La actual calzada del paseo de Extremadura dispone de unas secciones de 28.50 a 29.50, existiendo la posibilidad de establecer un aumento de aceras en ambos lados, siendo de 2.50 metros en el lado izquierdo y de 1 metro en el lado derecho. Los carriles se configurarían en espacios de 3.50 metros para los destinados al transporte público, de 3.40 metros el carril VAO y de 3.30 metros para el carril de libre circulación.  De igual modo, el carril VAO ocupara el espacio divisorio entre ambas calzadas de circulación y su trazado circulará de forma sinuosa permitiendo que en los tramos necesarios exista una calzada con una configuración de una calzada con 3 carriles y otra con 2 carriles, siendo alternadas en ambos sentidos.

Otra de las medidas, con gran controversia, será la instalación de semáforos en algunos viales del paseo de Extremadura. Dichos semáforos se colocaran en los accesos con alto índice viario de forma que estos cruces estén regulados y permitan un acceso al interior de la capital de forma más escalonada. Los accesos a este paseo dispondrán una reordenación del tráfico para que las entradas de muchas calles sean únicamente para el transporte público o para determinados vehículos. Desde el área de Movilidad intentarán que los vehículos obtengan nuevas formas de circular por el distrito de Latina, confiando en que las calles interiores sean una alternativa viable para no utilizar únicamente el paseo de Extremadura.

Los estudios de tráfico prevén que la integración del paseo de Extremadura haga reducir el tráfico en otras calles, consiguiendo que los miles de vehículos que utilizan este paseo puedan optar por otros accesos a la capital que tengan menor densidad de vehículos. Una de las medidas que desde el Ayuntamiento de Madrid valoran positivamente, pero que desde MadridMobilite pensamos en los problemas que pueden causar en otros viales de la zona del distrito de Latina. Aunque nuestra premisa es la de usar el vehículo racionalmente y la utilización de los aparcamientos disuasorios existentes, la práctica hace que el uso del vehículo sea muy fuerte.

El Ayuntamiento de Madrid ha dispuesto que las actuaciones previstas se desarrollarán entre el 2018y el año 2019. Durante 2018 se realizará la conexión con la avenida de los Poblados, el área estancial en la calle de Carabias y la mejora de la capacidad de acceso desde la carretera de Boadilla, sin perjudicar al carril bus y duplicando carriles en la embocadura de la carretera de Boadilla. También se reducirá el límite de velocidad en sentido entrada a 50 km/h, se instalarán semáforos en la avenida de los Poblados y en la carretera de Boadilla y el radar de tramo en sentido salida. Se completará la redacción del proyecto integral de transformación de la A-5 de autovía a vía urbana. En 2019 se iniciarán los trabajos para la creación del carril para vehículos de alta ocupación (VAO)  que posibilite la construcción de los primeros pasos peatonales en superficie con la menor afección a los túneles de la M-30, y se construirá el primer paso de peatones a la altura de la calle de Padre Piquer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: