La adaptabilidad de las líneas a los centros educativos. Una ayuda a la movilidad.

Imagen de un centro educativo de secundaria y una parada de autobús cercana. Fotografía del autor. 

La movilidad es una parte importante imprescindible de nuestra vida diaria, debido a que su dedicación a lo largo del día es continua: tiempos de recorridos, horarios y transbordos, son un proceso en el que tenemos que dedicar nuestro tiempo. Sin embargo, tendemos a establecer que nuestros usos en el transporte público suelen estar dedicados al trabajo y al ocio, aunque en pocas ocasiones decimos que nuestro transporte también se adapta a los centros educativos. Unos horarios que se coordinan con los centros educativos y que tanto alumnos como padres – en caso de los de menor edad – y profesores, normalmente suelen utilizar.

Los centros educativos son un importante punto de encuentro de muchas personas, que durante los días lectivos, acuden a estos lugares de enseñanza para formar a las personas. La mayoría de sus usuarios suelen ser gente joven que desean ampliar sus conocimientos o especializaciones laborales. Sin embargo, el personal docente es importante añadirlo a este pequeño grupo de usuarios. Todos ellos buscan una movilidad que les lleve desde sus hogares hasta el centro educativo, siempre y cuando sus servicios estén adaptados al horario que mantiene el centro educativo de su destino. Si esta ecuación de transporte público y horarios del servicio no corresponde con los horarios del centro, la funcionalidad del servicio no consigue su propósito.

A todo esto, debemos sumar el propósito que tiene el transporte público coordinado con los centros educativos y es la disuasión del uso del automóvil para llegar a estos enclaves educativos, ya que diariamente observamos cómo se apelotonan numerosos vehículos en estos centros para dejar los padres a sus hijos, o bien el uso que muchos profesores y estudiantes con edad de carnet  para llegar a estos centros. Muchos de ellos, aparcan en las medianías de estos centros para llegar o bien en sus aparcamientos interiores, usando el automóvil desde el punto A hasta el punto B. Un sistema que no es sostenible y que muchos practican. Es por ello que la coordinación entre transportes públicos, es necesaria. Ante ello, existen dos variantes de esta idea: sistemas de transporte con gran frecuencia y sistemas adaptados a los centros educativos.

Un transporte adaptado a los grandes centros educativos: caso de las universidades

Las grandes urbes con centros educativos muy numerosos en algunos distritos de la ciudad, disponen a veces, de una misma línea que recorre varios centros educativos de distintas enseñanzas, haciendo más cómoda el transporte de los pasajeros. Dichas líneas de transporte suelen tener un horario continuo para el usuario mediante pequeños intervalos menores a 10 minutos o intervalos precisos y que la gente conozca bien el recorrido y sus tiempos. Normalmente, se suelen establecer en grandes centros universitarios o con institutos con gran demanda, debido a que previamente de igual forma ofrecen paradas cerca de otros puntos de interés (centros de salud, puntos de trabajo, zonas de ocio, etc.)

IMG_4043
Imagen de la línea U de la EMT de Madrid. Fotografía del autor.

Dentro de este espacio destacan las líneas universitarias de la EMT de Madrid, las cuales unen intercambiadores de transporte urbanos – caso de Cuatro Caminos – como de interurbanos – casos de Moncloa y Aluche – de forma que trasladan a muchos estudiantes universitarios de forma rápida, fácil y sencilla desde las facultades hasta estos intercambiadores. Estas líneas de transporte tienen unos horarios muy concretos para los distintos campus universitarios de Ciudad Universitaria y Somosaguas. Sin embargo, muchas líneas no funcionan fines de semana y días no lectivos, a pesar de que muchas líneas se usan para el traslado del personas. En el ámbito de los autobuses urbanos de la Comunidad de Madrid, pues destaca el caso de las líneas 1 y 2 de Arganda del Rey, las cuales disponen cerca de su cabecera en La Poveda un Instituto de Enseñanza Secundaria.

Imagen de la línea 714 de la Empresa ALSA Metropolitana. Fotografía del autor.

En el caso del transporte interurbano, disponemos de las líneas como las líneas 714, 827A y 828 que unen la Universidad Autónoma de Madrid con Madrid (Plaza de Castilla y Canillejas) o Alcobendas.  Hay otras líneas especiales, atravesando distintos puntos de las localidades como la línea 631 (Madrid (Moncloa) – Colmenarejo (Universidad) para el Campus de la Universidad Carlos III de Colmenarejo o la línea 627 (Madrid (Moncloa) – Brunete) que accede a los centros universitarios Camilo José Cela y Alfonso X el Sabio. Como se observa, las líneas anteriormente mencionadas ofrecen servicios también importantes para la movilidad de los estudiantes y de otros usuarios, siendo servicios que paran en distintas poblaciones o en sitios puntuales de las urbes a las que sirve. Líneas que disponen de servicios de transporte muy continuos y una alta demanda por muchos usuarios que se dirigen a sus centros de educación secundaria o universitaria.

Un transporte adaptado a los pequeños centros educativos. El caso muy raro del transporte.

En otros casos, existen líneas de autobús urbano e interurbano que se especializan completamente en las relaciones de traslado desde los estudiantes, desde las paradas donde eligen este servicio o simplemente transbordan a una parada que disponga conexión con el servicio especial al centro educativo, para llegar a tiempo a su centro de estudios, utilizando el transporte público en todo momento o llegando en su vehículo a una parada y luego eligiendo el autobús para moverse. Estas líneas especializadas suelen ser muy pocas en el mapa de líneas  de autobuses urbanos e interurbanos de la Comunidad de Madrid, siendo los colegios y los institutos los puntos de mayor conexión. En este punto debemos diferenciar dos servicios adaptados al transporte de los alumnos a estos centros. Por un lado, servicios de transporte que tienen más de un horario en su servicio pero están adaptados a los movimientos del centro, y por otro lado, servicios que únicamente son solo de ida y otro de vuelta.

Imagen de la línea C1 “Circular de San Martín” de la Empresa La Veloz. Fotografía del autor.

En el caso de los servicios de transporte se establecen normalmente en las pequeñas poblaciones, cuyo centro de referencia es un instituto de educación secundaria. En el caso de la línea 1 de Cercedilla es el caso de estos servicios, los horarios de dicho servicio de autobuses se adaptan al horario del Instituto de Secundaria de la localidad, ofreciendo pasos por dicho centro tales como a las 8:15, 11:15, 13:20, 15:30, entre otros horarios.  En el otro lado, tenemos el caso del servicio urbano de San Martín de la Vega, servicio que dispone de ciertos servicios que únicamente unen puntos urbanos de la población con ciertos colegios y el Instituto de la localidad. En sus horarios aparece que los días lectivos existen servicios como “A 8:10 salida de Quiñón al Instituto” o “A 14:00 salida Colegio San Marcos hasta Santa Elena”.  Al ser una línea de forma circular, el servicio se adapta a los centros educativos y reparte a los niños, jóvenes y padres a las urbanizaciones periféricas, previo paso por algunos puntos de la localidad.

El caso en el servicio interurbano lo componen la línea 260 (Alcalá de Henares – Orusco), la cual es un servicio completamente escolar, pero bajo la idea de un servicio interurbano. Los horarios de esta línea son muy concretos, a la ida es a las 6:35 y a la vuelta se produce a las 15:25; justamente con el horario escolar. Solamente esta línea funciona cuando se establece el periodo escolar, siendo cancelada cuando no existe este periodo y dejando a la comarca del suroeste sin conexión con otras poblaciones del interior y con Alcalá de Henares.

Sí avanzamos un poco en el prisma de los servicios de autobuses a las universidades y en conexión con otras capitales de provincia limítrofes a nuestra Comunidad, existen distintos servicios especializados en el transporte de estudiantes, los cuales utilizan dichos servicios para el traslado desde la universidad a sus hogares en la capital en la que residan. Es el caso por ejemplo de los servicios de Avanza en las relaciones de Segovia-Madrid y cuyos servicios puntualmente se adaptan a un horario universitario.

Los servicios de transporte por carretera: ¿mejor especializados o no especializados?

Desde el punto de vista técnico del transporte, los horarios del transporte suelen ser complicados para establecer el paso del autobús por estos puntos educativos, ya que los servicios de transporte público deben también estar coordinados con los horarios de otros usuarios de un mismo servicio. Claro es, que cuanto un servicio de transporte disponga de más horarios de paso en una misma línea, los horarios de servicio de transporte no solo se adaptan a la entrada/salida de los estudiantes y profesores, sino que han de adaptarse a otros usuarios; siendo por parte de los que se dirigen a los centros educativos elaborar un plan de transporte adaptado a la salida y llegada de los puntos A y B, o incluso el tiempo necesario para transbordar. Es por ello, que los no especializados disponen de más usuarios que los especializados en el transporte de pasajeros, conviviendo más usuarios en una misma línea de transporte.

Sin embargo, las líneas especializas son un sistema muy demandado en zonas de colegios e institutos, debido a que se suelen adaptar a los horarios de algunas familias, ya que la coordinación  de los horarios de los trabajos y quehaceres de algunas familias, les impide recoger a sus hijos en la puerta de su centro educativo y necesitan un horario concreto para el traslado de los hijos a sus respectivas casas, llegando de forma segura y sin ocasionar problema ninguno. Lo problemático de esta forma, es que muchos usuarios no pueden elegir estos servicios debido a que el horario de servicio no se adecua a sus demandas. Caso como el que hemos comentado de la línea 260 de los interurbanos de Madrid, con un propósito único de servicio escolar y no del transporte de pasajeros entre zonas.

Lo que en si se debería abogar es por un sistema misto de usuarios en un mismo transporte. Los casos de la línea circular de San Martín de la Vega o del servicio urbano Cercedilla es la solución idónea  para el transporte de estudiantes y otros usuarios que deseen elegir dicho servicio, ofertando transporte especializado para los estudiantes, llegando con ese servicio a un uso para otras personas que realizan el mismo recorrido.  Además, el servicio no se acota simplemente al uso educativo, sino que las demás líneas se adaptan a las necesidades de las poblaciones. El caso de los interurbanos, es más difícil hacerlo, ya que la línea 714 disfruta de un horario anual de lunes a sábados, pero se adapta a las condiciones universitarias. Otros servicios de servicios interurbanos universitarios, únicamente dejan de pasar por dichos campus universitarios pero mantienen sus recorridos interurbanos. Compaginar estos servicios es un sistema interesante, servicios adaptados a los horarios escolares –con servicios adaptados para su uso– y servicios adaptados a los horarios de los usuarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: